Noticias

Hay un cierto rechazo a usar en el comercio las bolsas de plástico. Uno de los motivos es por la conciencia de que el es un producto altamente contaminante y que debería reemplazarse por otro como el papel. Esto a día de hoy sigue siendo una alternativa inviable, porque, el plástico en realidad se obtiene de la NAFTA que son unos residuos que se alcanzan a través del petróleo. Por tanto consumiendo plástico en realidad lo que hacemos es darle uso a residuos generados por el petróleo.
Los comercios deberían conocer esto y explicarlo de alguna manera a sus clientes. Además el problema del plástico no es su existencia sino su reciclaje, y este es un problema de todos, desde los comercios debería trasladarse la idea de hacer un uso responsable de las bolsas de plástico. Por un lado, que fueran utilizadas en varias ocasiones, con esto se reutilizan y además están dando cierta publicidad a nuestro comercio. Por otro se ayudaría a movilizar a la industria del reciclaje ya que la gente estaría más concienciada en depositar los productos plásticos en el contenedor amarillo.
La ecología y el plástico parecen dos conceptos reñidos, pero en realidad no es así. Hoy en día se busca que las bolsas de plástico sean degradables, y se ha optado por la alternativa de las oxodegradables, pero no es una alternativa real: tienen caducidad y huelen mal y no son reciclables. Pasa lo mismo con los bioplásicos, que pueden sintetizarse desde el maíz, caña de azúcar, patata, trigo… pero que son tiradas muy cortas y con costes elevados. La alternativa real es algo que Plastigraf tiene entre sus productos se trata de Poly- bi® ya que es: biodegradable, no afecta a las propiedades de los polímeros, no se degrada como el oxodegradable y se puede reciclar en el contenedor amarillo.
Aparte del Poly- bi®, en Plastigraf podemos hablar de que se dedica tanto a las bolsas genéricas como las personalizadas. Ambas tienen numerosas ventajas. En las bolsas genéricas se admiten tiradas más cortas porque ya tienen unas dimensiones y colores realizados y no requieren de impresión, son ideales para emprender un nuevo negocio o para ahorrar tiempos de espera.
Por otro lado nuestras bolsas personalizadas son como anuncios móviles que se ven por toda la ciudad, más si cabe, si hacemos un uso responsable de ellas y las reciclamos, así tus clientes cada vez que den utilidad a esa bolsa promocionan  tu establecimiento.
Como cliente nuestro tu puedes elegir cual es la opción que mejor se ajuste a tu empresa, desde Plastigraf a través de nuestro Departamento de Ventas te asesoraremos que tipo de bolsas se ajustan mejor a tus necesidades. A parte de que si te comprometes con nosotros, todos ayudamos a respetar de una manera razonable el medio ambiente a través