Noticias

Actualmente el petróleo es un compuesto fundamental en el día a día de la gente, desde su descubrimiento en 1918 se ha ido introduciendo en diferentes aplicaciones, y los rumores de su posible desaparición han estado rondando en las últimas décadas.
Este compuesto no solo ayuda a diferentes aplicaciones sino que su poder es tan elevado, que con su hallazgo también apareció la conocida como guerra del petróleo, con la que todos quieren ser propietarios de este bien tan preciado. Aunque como bien se ha nombrado que un día el petróleo desaparecerá, y con ello el campo de la investigación busca nuevas alternativas para sustituirlo, como son las energías renovables. Pero hoy en día no están capacitadas para reemplazar las funciones que cumplen los carburantes.
Con la manufacturación del petróleo se generan residuos, estos, catalogados como hidrocarburos nace el NAFTA, con el que mediante la aplicación de procesos químicos, entre los cuales se encuentran las destilaciones, nace lo conocido como petroquímicos básicos, con los que se fabrican los polietilenos, base fundamental en la concepción del plástico. De estos petroquímicos también se obtienen aceites, aguas minerales, lubricantes, protesis,….
Aunque la polémica en cuanto al uso de este tipo de materiales es elevada, el plástico no deja de ser un residuo obtenido de la manufacturación del petróleo, por lo que el uso del mismo, no es más que un proceso de reciclaje.
Muchas fuentes afirman que el plástico es nocivo para el medioambiente, pero cuando este es tratado y utilizado de forma responsable y adecuada, no deja de ser un mero material con el que poder fabricar diferentes elementos muy útiles en el día a día, además de como se ha nombrado anteriormente, siendo un residuo del petróleo, la generación de plástico es un refinamiento de estos residuos, por lo que ayuda a reducir los residuos generado por este compuesto tan útil e importante en las vidas.
Para la obtención del mismo, no se talan árboles que luego no se replantan como es el caso del papel que se ha ocupado en los últimos años por ser el sustituto del plástico en muchos ámbitos y la alternativa favorable al medio ambiente.
El plástico se seguirá generando y se ha trasladado a la producción del mismo, el problema del reciclaje. Este asusto no es solo cuestión de las empresas sino de todos los ciudadanos, que hagamos un uso responsable del mismo.
También se desconoce, la gran capacidad de reciclado y los esfuerzos y medios que se invierten por parte de los sectores del plástico tanto a nivel español como europeo en su reciclaje. Con esto se aportarían beneficios a las empresas de reciclaje y se ahorraría en importaciones.
Para concluir decir que el problema del plástico no es tanto su producción sino como su reciclaje y eso en una cosa de TODOS. ¿Estamos concienciados con su reciclaje? ¿Creemos que si recicláramos contribuiríamos todos a un mejor medio ambiente?
Plastigraf apoya la concienciación medioambiental para que el plástico se recicle correctamente y lo utilicemos de un modo responsable.